martes, 19 de abril de 2011

[Shako II] Una de las primeras partidas napoleónicas

Juego: Shakó II.
Temática: Napoleónico
Escala 20mm.
Fecha: 04/09/10
Lugar: Tiran Lo Dau
Jugadores: Jordi, Sergi, Dae y Salva


Hace ya meses, cuando empezamos a meternos en el mundo del napoleónico, estuvimos mirando juegos como DBM, La Salle,… Pero uno por mucho, otros por poco, y otros por estar totalmente encaminado a los torneos, al final hemos acabado en un juego con cierta antigüedad, el Shakó, pero que recientemente han sacado su actulización, Shakó II.

Es un juego con ciertas variantes respecto a lo que hay en el mercado, como por ejemplo las ordenes por escrito e inamovibles, los ayudas de campo para poder cambiar las ordenes,… detallitos que hacen fiel a las batallas, entretenido y divertido (objetivo principal de todo juego) y, lo que es más importante (y no todos los juegos lo consiguen) es que es totalmente jugable.

Por ello, y antes de decidir los ejércitos a hacer y a partir de qué época íbamos a jugar (cosa importante, ya que hay países que dependiendo de la época, van con un bando, con otro o con un color de uniforme entre un periodo y otro), nos planteamos saber si nos iba a gustar como mínimo a 2 jugadores o si lo dejábamos en un rincón, como muchos otros juegos. Por ello empezamos a jugar con las unidades que poseía uno de los socios, a escala 1/72, antes de comprar unidades sin concierto de metal a 15mm.

Y una de las primeras partidas para pillar el juego y la temática la hicimos el 4 de septiembre del 2010. Como la cantidad de unidades era importante y el tamaño de las figuras considerable, se decidió montar un tablero de 360cm x 180cm.
En esta ocasión estubimo jugando 3 jugadores por banda. Uno llevando los franceses




y en el otro llevando a los Rusos y otros aliados.

Después de un par de turnos de acercamiento y maniobras tácticas, empezó realmente la batalla. Mientras los franceses se plantearon una formación cerrada en línea, muy tradicional, los rusos se plantearon el realizar una segmentación de unidades para poder realizar evolventes laterales por ambos flancos, mientras una pequeña fuerza se oponía al grueso central francés.

La artillería de ambos bandos no dejaron de rugir en todo momento, en especial la batería pesada francesa que, desde la colina iba hostigando a la línea rusa que avanzaba por el flanco izquierdo (de los franceses). Estos, en previsión del choque frontal con la línea rusa, reforzaron la colina con unidades de aliados.
Mientras tanto la zona central de la batalla los franceses iban afianzando su poderío, por lo que la evolvente lateral de los rusos tubo que rehacerse en ataque de apoyo a la refriega central.
En el flanco izquierdo las tropas rusas avanzaban con denodada euforia, al encontrarse sin resistencia y que las tropas aliadas francesas se apiñaban en la base de la colina.
La caballería francesa, tanto los Húsares como sus coraceros, en respuesta del avance cual locomotora a pleno rendimiento, se prestaron a reforzar la posición y a embestir a la infantería, surgiendo de detrás del bosque de forma totalmente inesperada.
Mientras, en el centro de la batalla, los franceses llegan hasta el pie de la loma donde se halla el Mariscal Popov con sus batería de artillería, protegidos por los granaderos de Pavlov .
Mientras, los Húsares Rusos, junto con las tropas de voluntarios de Moscú avanzan por la derecha del campo para tapar la brecha abierta y evitar el desastre que se avecina.
Mientras, en el flanco izquierdo de la batalla, las tropas rusas de línea ven como se les va echando encima a toda una brigada de caballería francesa, observada a su vez por Napoleón desde lo alto de una colina cercana.
Las tropas francesas, al enfrentarse a los granaderos de Pavlov, no acaban de entender bien las ordenes de sus mandos o les impone el imponente despliegue de los granaderos (es lo que tiene atacar contra estos granaderos con el sol reflejado en su caso), por lo que el primer combate es un estrepitoso fracaso (4 ojos de serpiente!!!, uff, eso debe haber dolido mucho a los pobres franceses).
“El Húsar que llega a los 30 años, o esta invalido o ha sido un cobarde”, por ello, los Húsares rusos se enfrentan en loca carrera contra las tropas francesas en diagonal, teniendo que recibir los mosquetazos de oportunidad de los Skimisher y un batallón completo de tropas de línea, por lo que ni los caballos llegaron al combate (RIP). En fin, la próxima vez aprenderán que no pueden ir sin concierto a la guerra.

Mientras los voluntarios de Moscú siguen avanzando, no a muy buen ritmo, francamente, los granaderos de Povlov frenan el avance de la línea francesa.
La caballería francesa, para proteger la colina con baterías, entran a la carga contra las tropas rusas que, afortunadamente para ellas, han optado en protegerse en cuadro ante este ataque.
Los voluntarios de Moscú llegan al combate, más en desorden que con acierto, después de que las tropas francesas, que triplican en número, hayan barrido del terreno de batalla a los granaderos de Povlov.
Después de que la caballería francesa entrase en combate contra las tropas de línea rusas en cuadro, estas deben optar por retirarse tras haber sido diezmadas. Especial indicar que un batallón de caballería, teniendo espacio para pasar intentan llegar contra la batería de artillería de apoyo de la infantería rusa. Pero, al igual que pasó con los Húsares rusos, estos pasan al lado de dos batallones de infantería que no se encuentran en cuadro, por lo que no consiguen ni tan siquiera terminar su avance.

Una vez libres de caballería, la línea rusa continúa su avance, por lo que los aliados franceses deben contener ese avance, contestando con la correspondiente carga.
En ese momento las tropas francesas se percatan que un regimiento de caballería rusa a entrado por el flanco izquierdo, oculto por el lindero del bosque, al igual que hicieron con su propia caballería, por lo que empiezan a percatarse de que van a ser cogidos a dos flancos.
En previsión de la posible escabechina que se les avecina con infantería y dos baterías por el frente, más caballería y otra batería más por la izquierda, la batería francesa de la colina opta por girar sobre su posición y enfrentarse a la caballería.
Pero ante la salva de cañonazos y la pertinente carga de caballería, la batería de la colina opta por abandonar el campo de batalla y rehacerse para otra mejor ocasión.
Como resumen. No se realmente quien gano en esta batalla, nos divertimos un montón y no contamos los puntos finales qpra saber quien era el ganador y si había pasado en turnos anteriores. Eso nos dio igual. Lo que está claro es que en el terreno de juego existieron dos batallas diferentes, por un lado estaba el frente de la izquierda, en la que claramente ganaron los rusos, pero en el centro del campo los franceses con más perdidas en conjunto que los rusos, pero se impusieron con contundencia a los rusos. El siguiente ataque entre las divisiones que quedaban hubiese sido más… sangrienta, pero no estaba nada claro quien sería el ganador.
Por ello al final entre risas, decidimos que lo mejor era dejarlo en tablas. Lo importante era coger las reglas de Shakó II, no el ganar los unos a los otros. Otra agradable y bonita tarde de batallas, mosquetazos y actos épicos (en especial por la estupidez contagiosa de las caballerías).

Saludos.
Burt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...