martes, 15 de marzo de 2016

La batalla del río Medway 43dC



Juego: DBMM
Temática: Antiguedad
Escala: 15mm
Fecha: 05/03/2016
Jugadores:
Ejército Romano: Juanma y Alberto
Ejército Britón: David
Lugar: Coll Wargames


En esta ocasión explico un informe de batalla en la que no jugué directamente , sino que organice una quedada de jugadores de wargames de batallas de la antigüedad, anterior a las armas de fuego.

El escenario lo preparó nuestro compañero Strategus Maximus, de VIIII Legión (http://viiii-legion.blogspot.com.es/2016/03/escenario-la-batalla-del-rio-medway.html).

La disposición inicial fue:


La disposición inicial se presenta de esta forma. Por un lado el campo de batalla.



Los romanos.

 



Los Britones

 







El inicio de la partida es claro. Los britones necesitan estar en un terreno que les favorezca, por lo que el rio Medway es un bien elemento para que los romanos, más pesados, estén en ligera desventaja, por lo que el avance briton es claro.

El flanco izquierdo mueve a todos sus hostigadores hasta el extremo del flanco, para evitar sorpresas de la caballería romana por ese lado.




Por el centro, los hostigadores avanzan hasta la rivera del rio vadeable.




Debido a la superioridad numérica, los romanos no consideran el factor del rio como algo a tener en cuenta y también avanzan.




David, aunque era quien comandaba a los britones, también hacia las veces de árbitro, enseñando a los contrincante como deberían mover sus tropas romanas.




La caballería romana del flanco izquierdo inicia el vadeo del rio por extremo más alejado, con la esperanza de poder flanquear a las tropas britonas.




El ejército del centro, sigue avanzando, como si fuese un terreno diáfano y sin rio.




Mientras que la caballería del centro entra al choque con las tropas de infantería britonas en el rio, la caballería del flanco derecho también intentan flanquear a los britones, aunque ya han visto a las tropas ligeras de estos posicionadas entre los bosques y el rio.

 En el fragor de la batalla, los Britones atraviesan el rio y se enfrentan a los romanos, aunque estos, con más cabeza que corazón, sólo envían pequeñas oleadas de tropas, para hacer que los britones se vayan debilitando y que avancen hasta terreno más fácil para los romanos.





Mientras, el flanco izquierdo de los britones, más despacio de lo que quisieran, siguen su marcha hacia el flanco izquierdo para terminar de posicionarse.




En el centro, la infantería britona desoye las órdenes y se vienen arriba y se lanzan impetuosas al combate, en total desorden.

El flanco derecho britón, los hostigadores han cruzado totalmente el rio y van al encuentro de las huestes romanas… pobrecillos.





Mientras que la infantería ligera britona avanzan al encuentro de los romanos, los auxiliares y la caballería de las tropas del flanco izquierdo romano deciden flanquear a estas tropas, y dejar que los legionarios se encarguen de esta escaramuza.




La caballería romana y la caballería britona, se enfrentan en el flanco derecho briton.




La caballería por el centro, se va abriendo paso por el rio, mientras que los arqueros romanos no dejan que la infantería, toda impetuosa, les lleguen al combate.




Ya casi a mitad de la batalla, los britones ven como van ganando terreno a los romanos. Pero estos, realmente, sólo han lanzado pequeñas unidades al frente, para debilitar a los britones. El grueso, totalmente obedientes a las órdenes. Esperan pacientemente a que los britones atraviesen el rio, totalmente confiados.




La caballería del flanco derecho romano, consiguen vadear el rio y están a nada de enfrentarse a la infantería ligera, que siguen posicionándose, con toda la tranquilidad del mundo.




En vistas de que el grueso de las tropas romanas no entran en el rio, las tropas britonas empiezan a perder fuelle (es lo que tiene ir sacando mucho “1” seguidos en combate), y las pocas unidades romanas que son lanzadas al combare, empiezan a tomar el lado opuesto del rio.




El flanco derecho britón, todavía espera el asalto romano, que no llega nunca, ya que estos esperan pacientemente a que estas tropas locales impetuosas se lancen en un ataque sin orden y totalmente caótico, como ha pasado en el centro.




Mientras, la caballería britona mandada por Cunobelino, consiguen frenar el avance por su flanco derecho, de la caballería romana.


Mientras, las pocas tropas britonas que han ganado el otro lado del rio, empiezan a sufrir ligeros ataques por los laterales, y van perdiendo tropas, o estas retroceden.




Las tropas ligeras del flanco izquierdo britón, por fin consiguen empezar a posicionarse, antes que la caballería romana cruce el rio. Nos han hecho sufrir mucho. Suerte han tenido que la caballería romana no han ido más deprisa, por no tener muy claro este ataque.




El centro de la batalla, empieza a ser de los romanos, que rompen las líneas de las tropas bitonas por todos los lados. Y lo más doloroso, es que la caballería está consiguiendo abrir una punta de flecha y sin perder tropas.

  Las tropas de Carataco, siguen estáticas y esperan a que los romanos actúen. Pero estos, pacientes, esperan.





Mientras, las pequeñas unidades de romanos del flanco izquierdo de las tropas de infantería ligera de Carataco, consiguen que estas retrocedan hacia su lado del rio.




Llegado a este punto, los cementerios de ambos bandos son todavía muy escasos. Mucho movimiento de avance y retroceso, pero pocas tropas eliminadas.





El avance combinado romano por su flanco derecho, consigue que entre los arqueros y la caballería, rompan en dos las tropas de infantería ligera, y empiecen a combatir con ellas por flanqueo.


El centro es caótico, y la disciplina romana se impone al ímpetu britón.



Y esto se traduce en que los romanos empiezan a tener ganado la orilla britona.




Por lo que las legiones inician el vadeo del rio, de forma disciplinada y desafiante.




Al final, las tropas britonas del centro, no pueden soportar más la tensión y rompen su disciplina y se lanzan a por los romanos, cruzando el rio.




Las tropas de caballería de reserva de Cubelino, inician una marcha para romper el lateral de la VIIII Legión.




Mientras tanto, en un momento, el flanco izquierdo britón, que se lo tomaban con mucha calma para posicionarse, están recibiendo un varapalo.

 
 La línea de combate de Togodumno está roto por diferentes frentes y capea el temporal como puede.


El avance de Carataco se topa con las disciplinadas tropas de la VIIII legión y la II legión, que terminan rechazando a los britones y devolviéndolos al rio.


La caballería ligera britona se enfrenta, dentro del rio, a los auxiliares romanos.





Mientras, la caballería de romana, en inferioridad de tropas, consigue rechazar a la britona.




El flanco izquierdo briton termina totalmente deshecho.




Y termina el centro del campo de batalla libre de britones y con las legiones XIV y XX avanzando sin oposición.




El flanco derecho britón, parece que está algo en mejores condiciones.




La batalla de caballería, parece estar en un punto muerto, de tira y afloja.




En un momento, el cementerio britón se ha llenado de tropas eliminadas, mientras que la romana, sigue igual que antes (esos “pitos”…).

   Al final, las tropas romanas consiguen romper la presión de la caballería britona, y pueden avanzar flanqueando el campo de batalla.



Llegados a este punto, las tropas de Cunobelino están desmoralizadas y no quieren avanzar contra las tropas romanas y se retiran, las tropas de Togodumno se han acobardado y han huido en desbandada. Por lo que Carataco, al mando de las tropas que quedan, diezmadas, opta por hacer lo mismo que su padre y hermano: retirarse.

Es un escenario que aunque la proporción de 6 a 4 de los romanos frente a los britones, se nota, porlo que los Britones tienen pocas posibilidades para ganar (aunque no es imposible), pero que si no fuera por la cantidad de “1” que David sacó en los combates, todos creemos que podría haberse dado la vuelta al resultado. Es lo que tiene el azar (los dados) en este juego.

En definitiva: la disciplina romana ha ganado frente al ímpetu britón.

Saludos.
Burt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...