domingo, 10 de enero de 2016

Caja de batallas



Para las partidas de wargames, tengo preparada mi “Caja de Batallas”, al igual que un aventurero se prepara de antemano la bolsa de supervivencia.

Pero, ¿qué es una caja de batallas?

Yo denomino Caja de Batalla donde llevo lo que mi experiencia dice que es indispensable para las partidas. Cada jugador llevará en su Caja de Batalla más o menos material, similar o distinto al que pueda llevar yo; más desde el punto personal (útil sólo para él mismo) o más pensando en la diversión en conjunto (por si nuestro contrincante se ha olvidado de algo); habrá jugadores que la crearán exclusiva para el único ejército que tengan o para el único wargame al que juega, mientras otros lo llevarán más genérico para la diversidad de ejércitos que tengan y wargames a los que juega.

Pues bien, esta es mi Caja de Batallas.



Realmente es una caja de madera de unas dimensiones algo grandes, que es reciclada de un antiguo compañero de uno de los clubs a los que he pertenecido, que se deshizo de ella por no encontrarle utilidad.

Dentro de esta Caja de Supervivencia para las partidas, llevo lo siguiente:


 



Lo que hay dentro, para que se vea mejor es:





El motivo de ser una caja que contenga cajas (Oh!! Una Matrioska para wargames!!!),  es realmente para no tener que llevar estas cajitas sueltas y desperdigadas por el macuto de transporte, y no dejarme nada cuando preparo el material en casa para la partida del día, ni tener que estar escogiendo “que llevar hoy para la partida”.

Me explico indicando que es cada una de las cajitas y otros útiles.


Cinta métrica.





Pieza indispensable para toda casi todas las partidas de wargames con miniaturas, y que he visto como muchos jugadores, en un momento u otro, se la dejan en casa.

Actualmente llevo esta recia Cinta Métrica, de 5 m., con doble medición, en centímetros y en pulgadas. El motivo de ser tan recia, es que estaba cansado de que más o menos una vez cada año o año y medio, por los golpes durante los transportes y las manos de ciertos compañeros que se dedican a jugar con las cintas durante la partida, tenía que comprar una nueva por las roturas. Esta cinta la llevo desde hace 3 años, y sigue como nueva. Para mi es perfecta: se puede enganchar al cinturón, es lo suficientemente grande y de color llamativo para no “perderse” de vista en las cercanías de la mesa de juego y pesa lo justo como para los que juegan con las cinta métrica no deseen tenerla mucho rato entre las manos, y está reforzada por todas partes por una protección de goma, como las fundas antigolpe de los móviles. Aunque parezca poco relevante, el que tenga protección es de suma importancia, porque a la tercera o cuarta caída de la mesa al suelo, la cinta empieza a funcionar mal: el freno no funciona, cuesta estirar de la cinta, se queda enganchado el final de la cinta dentro de la caja, la caja queda algo abierta y la lengüeta de la cinta se cuela dentro y ya no sale nunca más,…


Baraja de cartas.





En mi caso es una simple baraja de cartas españolas, de las que podemos comprar en una tienda de suministros asiáticos, con su cajita de plástico para el transporte. Este juego de cartas es para poder usarlas para el sistema aleatorio que tienen algunos juegos que no son secuenciales; si hombre si, los secuenciales son aquellos cuando en el primer jugador que actua en el turno, activa y mueve todas las unidades y después, el jugador contrario mueve todas las unidades que le queden activas. El sistema de cartas para el sistema aleatorio, en cada turno se van descubriendo las cartas (mezcladas antes de cada turno, y colocadas boca abajo para no saber cual será la siguiente en salir) y cada jugador, que tiene un palo de la baraja que sólo utiliza él, le ha asignado a cada carta la activación de unidades determinadas. Es similar al sistema de Bolt Actión, pero en vez de dados son cartas, y en vez de decidir que unidad activar, la carta ya te dice cuales activar y no otras.


Marcador de flecha y número.





Esta pieza, con la flecha movible, la cree hace tiempo para el juego Barttleground, para determinar la dirección e intensidad del viento, muy importante para saber en que dirección se mueve las nubes de las bombas de humo, que dificultará la visibilidad del observador. Pero al final se ha convertido en un marcador polivalente, ya ha llegado a servir como contador de turnos (pero sólo hasta 8 turnos), y para unas cuantas cosas más.


Marcadores de objetivos de artillería.





La artillería (y granadas), en cualquier juego, siempre designa el lugar exacto donde va a impactar y la desviación que puede sufrir. Por ello creé este juego sencillo de piezas. Son peanas simples de diámetro 25mm, a unas les pinté la superficie de blanco para indicar donde se ha designado el objetivo y no se mueve del sitio, hasta que no llegue una nueva orden, y las negras son las que movemos para indicar donde se ha desviado el impacto del proyectil.


Cordel.





El sistema pedestre, arcaico pero absolutamente eficaz y que siempre funciona, de poder determinar lo que puede llegar a ver la miniatura en línea recta, en juegos de escaramuzas o bandas, para cuando hay dudas por temas de obstáculos por medio (muros, edificios, colinas,…). Hace tiempo me dejaron un puntero laser, pero le encuentro los siguientes fallos: es difícil poderlo poner justo delante de la cara de la miniatura, desde el punto exacto desde donde mira la miniatura, ya que suelen ser relativamente grandes en longitud (como poco algo más que una pila)y demasiado ancho, casi como la peana de la miniatura. Y cuando más se necesita para zanjar una discusión, la pila está agotada.

El hilo se puede poner desde la misma esquina desde la que mira la miniatura, a la altura de los ojos de la misma, hasta el punto objetivo y, sobretodo, no necesita pilas que puedan agotarse.







Dados D6 tamaño Estándar.





Una caja de metal reciclada para poner una “pequeña” cantidad de dados estándar. Siempre nos podemos encontrar en partidas que necesitamos una cantidad relativamente grande de dados, y si las tenemos de varios colores, siempre podemos prestarle una cuantas de un color al contrincante que se las ha olvidado.


Dados D6 medianos.





Son los típicos del juego de parchís que podemos encontrar en las tiendas de suministros asiáticos. Siempre va bien tener unos dados grandes algo diferentes para usar de marcadores, como por ejemplo para marcar la zona de despliegue, antes de empezar a jugar.


Dados tamaño míni.





Ideales como marcadores de heridas y cualquier otro (por colores), para cuando algún jugador no se ha traído traído marcadores de ningún tipo (heridas, desmoralización, cuerpo a tierra,…). Pueden salir los 100 dados por unos 3 euritos en la cadena “Tiger”, especializados en regalos tipo “Amigo Invisible”.


Dados de matar.
Seamos serios, todos los jugadores, en mayor o menor medida, somos muy supersticiosos con los dados. TODOS. Y al final nos quedamos y usamos asiduamente con los que nos parece que “nos dan” buenas tiradas.

Esta cajita de madera para dados, de Bandua Wargames, es realmente como cualquier otra de las cajas que uso: un continente de dados, pero mucho más bonita.





En mi caso los dados que contiene no son otra cosa que una colección de dados conmemorativos de eventos, que son los que suelo usar para las partidas. Y no es por otro motivo que porque el tamaño es lo suficientemente grande para que todos, tanto yo como mis compañeros y contrincantes, puedan ver las cifras sin problemas. Es el tamaño que actualmente se está imponiendo en algunos juegos. Es el tamaño de los dados de Bolt Action.







Dados raros.



Caja en la que tengo los dados raros que se utilizan en algunos juegos. En esta caja podemos ver el dado de dispersión de GW, que se utiliza en algunos juegos, dados de D8, D10, D12 y D20. En esta caja también llevo un transportador de ángulos, ya que algún juego puede ser muy importante la inclinación del cañón de un tanque, ya que puede significar la diferencia entre perder la partida o seguir en ella.

Saludos.
Burt Minorrot.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...