jueves, 14 de enero de 2016

Rusia, 1941. Operación Barbaroja



Juego: Blitzkrieg Commander
Temática: 2GM
Escala: 15mm
Fecha: 13/12/2015
Jugadores:
Soviéticos: Burt y Alberto
Alemanes: Strategus y Oriol
Lugar: Infernal Word

En esta ocasión planteamos una partida entre rusos y alemanes, sobre el 43. El objetivo de los alemanes es romper la línea defensiva de los rusos y sacar un 25% de unidades por el lado soviético. Y todo ello en 12 turnos.

El terreno de juego representaba una aldea en medio de uno de los interminables bosques ucranianos, cerca de la frontera rusa.

Aunque reconozco que me va mal el desplegar primero, ya que me gusta poder ver  por donde viene el enemigo, últimamente me ha estado tocando ser el defensor en varios juegos, por lo que en esta ocasión he optado por planteármelo , por lo que empiezo con unidades atrincheradas, en especial las ametralladoras Maxim, tropas dentro de las casa, con la orden de no asomar la cabeza ni disparar hasta que estén a distancia de asalto y los pocos tanque que llevan mis tropas, en su mayoría los T-26 con un blindaje de entreguerras,  ocultos en los sembrados y a la sombra de alguna casa. Todo ello protegiendo el pueblo en previsión de por donde vengan los alemanes. Estos optan por dividir sus tropas en tres grupos y entrar por los tres claros que hay, algo que ya habían previsto el equipo de soviéticos.
 
 
 
 



Lo que los soviéticos no habían previsto es que los alemanes han asentado una batería de 105mm tras una colina cercana, y un avión de observación empieza a sobrevolar sobre el pueblo, para informar a la artillería de los objetivos a abatir.





Por suerte, el avión no consigue contactar con la artillería en su primer intento, por lo que, seguimos en la inopia respecto a su artillería.

Mientras, por nuestro flanco derecho, la primera columna alemana avanza hasta las cercanías del pueblo. El resto de unidades alemanas optan por no avanzar, ya que no tienen claro lo que pueden encontrar de oposición en el pueblo (es lo que tiene sacar malas tiradas).





Los soviéticos optan por posicionar uno de los tanques para proteger el flanco derecho. Y el resto de tropas, al igual que los alemanes, esperan a ver que otros movimientos realizan los germanos (Jorrr! Vaya dos contrincantes con tiradas de dados tan malas!!!).





Mientras que en los primeros compases de acercamiento, la columna central alemana, de tropa de infantería a pie y un único blindado de reconocimiento, habían reculado “para reposicionarse” (es lo que tiene este juego sacar dos 6 en dos D6: Pifia), ahora el blindado, tras recibir una bronca por radio de parte de su mando, no se lo piensa y empieza a avanzar; esos sí, algo tímido y a la llegada al pueblo, por si las moscas, observa desde lejos.





La primera columna alemana se posiciona a la entrada del pueblo, para tomar por el flanco el pueblo de una forma rápida.





Mientras, la artillería se prepara para que en cuanto la avioneta se ponga por fin en contacto con ellos, puedan lanzar todo el arsenal antes de la carga del flanco de la infantería.





NOTA: en Blitzkrieg Commander, la artillería se coloca o en una esquina del tablero o, si hay espacio, justo fuera y en el borde del mismo, ya que son figuras representativas, una especie de marcadores, por si el contrincante desea realizar un contrafuego a la artillería.

La infantería de la columna central germana sigue sin ver claro el avanzar a “pecho descubierto” por el centro de la población, mientras que el blindado de reconocimiento, sigue observando desde las cercanías.





La tercera columna, algo con retraso, consigue llegar por el flanco izquierdo ruso, hasta el límite del claro de la población.





El avión, habiendo descubierto a los blindados escondidos en los campos de centeno, ordena a la artillería dispararles. Afortunadamente yerran el tiro y los tanques retroceden un poco, por si vuelven a realizar otra descarga. Los rusos empiezamos a estar preocupados, ya que con la artillería, pueden destrozar nuestras defensas antes de que los alemanes puedan entrar al asalto.





Mientras, el tanque que no se ha visto metido dentro de las órdenes de maniobra para salir del área de la artillería alemana, se posiciona para recibir a la tercera columna, por el flanco izquierdo.





Pero el avión comete el error de pasar cerca de las ametralladoras AA de las unidades de mando y, con mucha suerte, estos consiguen derribar el avión. Los alemanes se han quedado sin artillería (¡Bien! empiezan las tiradas de dados buenas).





Mi T-26 del flanco izquierdo, consigo hacerle 3 impactos a su Panzer II. Mi contrincante Oriol, en un alarde de sobrada, declara que salvará esos impactos con 2 cincos y 1 seis, por lo que todos, incluido su compañero Strategus, nos reímos de ello. Pero momentos después el único que se reía fue Oriol, ha hacer esta tirada:





¡¡2 cincos y 1 seis!! Cabr…azo!!!

Pero “pa chulo” mi T-26, que vuelve a disparar y consigue dejarlo inmovilizado por este turno.

Por lo que el avance de la tercera columna alemana es inminente, aunque al final prefieren entrar en bloque frente a las trincheras de la infantería.





La infantería de la segunda columna avanza rápidamente, protegido por el blindado de reconocimiento, hasta llegar casi al pueblo.





Por el flanco derecho, la primera columna hace desembarcar y avanzar a la infantería, para tomar al asalto el flanco, aunque no tengan el apoyo de la artillería.





Lo que no se esperaban es que en el campo de centeno había un tanque con dos torretas con Maxim, que repele este asalto.

Un pelotón de veteranos que estaban agazapados en uno de los edificios cercanos, totalmente envalentonados asaltan al P-II cercano, con granadas y cocteles Molotov, consiguiéndo destruirlo, a pesar de la feroz resistencia del tanque y sus compañeros germanos cercanos.





Eso sí, a costa de casi perder las dos escuadras.

Ante tamaña hazaña, el resto de unidades blindadas de la primera columna, incluido el Pak-36, optan por replegarse a una posición algo más segura; no tienen claro lo que pueden llegar a hacer esos locos que hablan raro.





El T-26 hace lo propio con el otro P-II





El flanco izquierdo, que parecía algo más débil, está de momento asegurado.

Mientras por el flanco central, las tornas son al revés, ya que las Maxim atrincheradas han empezado a recibir fuego enemigo y están en precario. Pero aguantando el tipo.





La infantería alemana de la segunda columna, consigue llegar hasta la pared de la casa más cercana.





Pero por el flanco izquierdo, con las unidades un tanto desmoralizadas por el asalto de la infantería, no rematan la faena, por lo que la escuadra que ha quedado parcialmente protegida por los restos del P-II, quedan libres para poder obedecer nuevas órdenes.



Al final, cuando ya habíamos hecho 8 de los 12 turnos, estaba claro que los alemanes, al ser rechazados  en el asalto por las tropas de infantería soviéticas y a las malas tiradas de dados de muchos de nosotros, de los dos equipos (menos de Oriol, Grrrrr…) y ante la agresividad soviética de último momento, acompañada por las tiradas de dados, está claro que no van a conseguir romper nuestra línea de fuego, y como ya es hora de cerrar la tienda Infernal, nos estrechamos la mano y nos felicitamos todos por las muchas risas que nos hemos  echado (en especial por la tirada “profética” de dados de Oriol).

Saludos.
Burt Minorrot

Image de los dados, cedida amablemente por VIIII Legión

2 comentarios:

  1. La verdad es que fue una gran partida!!! :D

    Solo indicar que fue en el 1941 (Op. Barbaroja) ;)

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Si, Gran Partida.

    Y es cierto. He cambiado el título, era una partida en el 41. Ups!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...