lunes, 4 de marzo de 2013

Traveller: Sigue la aventura

Juego: Traveller.
Temática: Rol Ci-Fi.
Lugar: Tirant Lo Dau
Árbitro: Salva.
Jugadores: Hino, Max, Pepo, Daemon, Churu, Sergi y Jordi.

Episodio 9. Se cierran líneas de investigación, pero se van abriendo otras

De nuevo en el hotel y siendo ya las 16h. de la tarde del 3º día de la Conferencia, y el primero en el que realmente han podido reunirse los convocados, Zak, Desty, Maxwell, Adolfus, Ubik y Sigfrid ponen en común sus investigaciones.


 De nuevo en el hotel y siendo ya las 16h. de la tarde del 3º día de la Conferencia, y el primero en el que realmente han podido reunirse los convocados, Zak, Desty, Maxwell, Adolfus, Ubik y Sigfrid ponen en común sus investigaciones.



De momento las deducciones que habían pensado, no están siendo reales, como que todo lo trama Sam Spirk, que después de la declaración de este empieza ha quedado descartado, que los Aslan pueden tener algo en contra o la gente en contra de los Aslan, tampoco es cierto, ya que estos se han integrado perfectamente en la sociedad y la desaparición de ellos en Glisten, sería más perjudicial que beneficiosa, a causa de los acuerdos comerciales que ellos tienen en el sistema, así como los acuerdos que se cierran en él, del que se benefician los dirigentes de Glisten. Tampoco fructifica la idea de una conspiración por parte de Delgado Trading, ya que realmente cierran acuerdos muy importantes en este sistema, por lo que también les perjudicaría realizar una conspiración comercial, ya que el resto de Megacorporaciones dejarían de comprarle/venderles. Lo que parece, según piensa el grupo, es que hay algo de las Megacorporaciones tras todo esto, en especial las que traman el tema de armamento, ya que seguro que Winsor haya sido intentado comprar con malas praxis comerciales, tiene algo que ver. Tenemos que tener en cuenta que en Winsor se extraen diferentes minerales, en especial uno que el único cliente es (o debería de ser) el Tercer Imperio. Mineral especial para la creación de armamento sofisticado.

En vista que las líneas de investigación no van por buen ritmo, Ray decide irse a ver a sus contactos de los bajos fondos, sin esperar a saber que es lo que hará el resto de compañeros, en especial donde consigue armamento , por si saca algo de luz sobre la línea a seguir sobre el tema del armamento. Grepp decide ir a donde llevo a Desty a comprar “mercancía sanitaria”, siguiendo a Ray para ver que puede estar “cociéndose” por allí. Maxwell propone ir a ver a las prostitutas del planeta, ya que seguro que puede conseguir información de alguna de ellas, información que le debe haber dado alguno de sus clientes, mientras hablan para en el preámbulo del “trabajo”. Anders, que mientras la nave está en reposo en el Hangar, y todo el trabajo de mantenimiento realizado, se reúne con el resto del grupo, por si puede ser de ayuda, decide irse junto con Ubik a la zona de despachos, para ver si pueden localizar un bar lo suficientemente apartado, como para que ciertos ejecutivos vayan allí, y así sacar algo más de información. Zak va a la zona del ayuntamiento, a ver los registros de la propiedad y patentes, para ver que puede sacar de allí. Desty se dirige a la biblioteca a buscar información de los diarios locales, por si se les ha escapado alguna información sobre las Megacorporaciones. Sigfrid y Adolfus deciden quedarse en el Hall del hotel para poder estar conectados en la red de Glisten e ir sacando información necesaria según se vaya necesitando.
En el mismo momento en el que van a salir por la puerta del hotel, aparece un viejo conocido de alguno de los tripulantes de la nave: el anciano Aldo Machetti y sus 2 guardaespaldas “armarios roperos de dos puertas”, con el frac, pajarita y las gafas-ordenador. 

Para el resto de la sesión, ver La Ambassador: Episodio 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...