domingo, 17 de marzo de 2013

Traveller: Fin de la Aventura.

Juego: Traveller.
Temática: Rol Ci-Fi.
Lugar: Tirant Lo Dau
Árbitro: Salva.
Jugadores: Hino, Max, Pepo, Daemon, Churu, Sergi y Jordi.

Episodio 11. Fin de la aventura.



Dentro de la nave industrial, los personajes se percatan que no pueden pasar a la nave de al lado, ya que no hay puerta alguna para ello. Es más, la pared de media nave es la roca del asteroide donde están. Dando un rápido repaso de la situación, pueden observar como la nave es rectangular, con una puerta para personal, por la que han entrado, y una puerta por la que puede entrar un vehículo algo más grande que una voladora. Al final de la nave, en el lado opuesto a las puertas que dan a la calle, se encuentra una zona con una exclusa, para el amarre de lanzaderas de carga y descarga de los materiales. Y el resto de la nave, polvo de hace mucho tiempo que se ha ido depositando en el suelo.

También, después de recapitular en la situación en la que se encuentran, se percatan que dos sensores de movimiento y una cámara de vigilancia, es realmente poca seguridad para un local que pueda estar el jefe de la mafia, por lo que es casi seguro que sólo se  trata de un garito de juego. Asaltarlo sigue siendo una buena opción, pero no para coger al jefe de la mafia, sino para recabar información.


El plan inicial de pasar a la nave de al lado para hacer un asalto por la pared, empieza a desvanecerse, ya que necesitarían de explosivos que en estos momentos no poseen. Pero en una nueva mirada más minuciosa de la situación, Desty descubre una escalera de gato que sube por la pared metálica de la nave hasta el techo de la misma. Y en ella hay una trampilla que bien podría estar medo corroída por la ligera humedad que las máquinas de soporte vital de la zona deben poner para la habitabilidad de los seres vivos. Esta sube por ella, comprobando que la escalera es resistente, llegando hasta dicha trampilla. Desty desatranca la trampilla, dejándola en un lado del tejado de la nave. Este tejado es una superficie plana rodeada de un murete.

En una rápida inspección, Destry puede percatarse que el sistema de baja tecnología de los sensores de movimiento que hay en el casino clandestino, los muretes que rodean este tejado, muy posiblemente no los traspase, por lo que con cuidado y sin ruido, podrían desplazarse hasta el edificio objetivo. Aprovechando si cinturón gravítico, Desty se desplaza de edificio a edificio, sin tocar el suelo de la azotea de las naves, hasta llegar a la del garito clandestino.
En la azotea del garito, puede observar que la trampilla es nueva y ha sido cambiada, pero que el polvo del asteroide, que se posa en todas partes, denota que el paso de gente, muy esporádica, en el tejado es el del mantenimiento de los aparatos de aire acondicionado. Desty, haciendo uso de sus poderes Psi que posee, detecta que existen 2 grupos de dos personas en la planta más cercana al tejado, un individuo solitario en la planta intermedia y un número indeterminado de gente en la planta de abajo, pero puede detectar que se trata de mucha gente. El grupo, sin ruido pero caminando, llega hasta donde esta Desty. Moviendose con sumo sigilo, consiguen bajar hasta la planta superior, por lo que se percatan que 2 de los individuos, un hombre y una mujer, están “jugando” en un despacho, mientras que los otros dos, son Vargs que están vigilando, algo más separados, para que no suba nadie y moleste a los del despacho. Que no suban, pero parece que nadie les ha dicho nada sobre que nadie baje…
Para ver como terminó la partida, verlo en el Blog de La Ambassador

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...