jueves, 8 de diciembre de 2011

2ª Batalla Alpha Ares 2011. 1943. Túnez

BATALLA: ASALTO A SIDI BOU ZID


Juego: Battleground.
Temática: 2ª Guerra Mundial.
Escala: 20mm.
Fecha: Marzo/11
Lugar: Jornadas Alpha Ares 2011Jugadores: Varios. Algunos no miembros del Club

Batalla ente DAK y tropas Anglo-Americanas.

Objetivos:
- Asegurar el pueblo (tomas y mantener la casa consistorial)

- Asegurar la carretera (puesto de mando, Torre de vigia y Puesto de mando)

Los objetivos están marcados en el mapa

Imagen real del Pueblo:




Imagen inicial del mapa; se ha modificado para poner las cuadriculas, zonas de despliegue, etc



Ejército alemán -> [570 puntos]:
1 Panzer VI Tigre I
3 escuadras Pancergrenadiers regulares con camión
1 Mortero de apoyo GW-34 81mm
1 MG-42 de apoyo
1 Pak-36 de apoyo
Una carta para cada unidad (siete cartas en total)

Ejército Anglo-Americano -> [560 puntos]:
1 escuadra Infantería Australianos veteranos con camión.
1 ATR de apoyo Australiano veterano en jeep.
1 Tanque Grand 7ª División.
1 pelotón de Infantería Americana novatos, compuesto por 1 Mando pelotón Infantería Americanos Mecanizada novatos con M-20, 2 Escuadras infantería Americanos Mecanizada novatos con semioruga M3A1 y 1 Bazooka de apoyo del pelotón Americano novatos.
1 Tanque Sherman II 75mm Americano regular.
Una carta para cada grupo (cinco cartas en total)

Empezamos la partida repartiendo la escenografía según las fotos y planos anteriores, más o menos.



Los alemanes despliegan en el lado Sur y los anglo-americanos en el lado norte del tablero.
En los primeros compases de la contienda, los americanos empiezan a saborear los proyectiles alemanes, pero con la suerte del novato, ya que no aciertan, por poco, a los vehículos que los transportan hacia el destino. Es lo que tiene disparar un mortero a un vehículo en movimiento.



Aunque los camiones alemanes tampoco se acercan de rositas a su objetico, ya que tanto el Sherman como el Grand no les dan tregua, aunque también se corrobora la gran dificultad de alcanzar a un vehículo en movimiento.



Una vez que el Tiger I empieza a disparar, los tanques aliados olvidan momentáneamente a los camiones y empiezan “la cacería de la bestia”. Aunque sin tiros muy afortunados, francamente.



Mientras los alemanes se dedican a dar caza a los americanos, los australianos, que vienen por la carretera a toda velocidad y sin inmutarse ni preocuparse de ser vistos, llegan casi hasta la puerta de la casa consistorial del pueblo. Eso sí, el ATR protegiendo el avance del camión, por lo que pueda pasar.








Los americanos llegan en tropel (como no) a la puerta de atrás del consistorio, con la sana intención de tomar la casa “a la americana”.





Por el flanco izquierdo, los alemanes que intentan acercarse a la casa consistorial, se encuentran con una fuerte resistencia por parte de los británicos, que hace que se refugien en el edificio que hay al otro lado de la calle, dejando abandonados a sus vehículos en medio de la carretera.



Aunque una de las escuadras consigue llegar hasta el muro del pequeño huerto anexo al edificio, eso si, protegiéndose con su propio camión.





Pero desde la otra esquina del edificio, los australianos intentan asaltar a los alemanes parapetados tras el camión, a la espera de poder sorprenderles mientras están atacando a los novatos americanos.



Entre el ataque de los alemanes desde detrás del muro del huerto y el tiger I que ha tomado a los americanos como blancos del campo de maniobras, consiguen que los novatillos se asusten y empiecen salir corriendo unos y arrastrándose por el suelo otros, alejándose de la casa.





El mando del pelotón, en vez de dar una orden coherente y protegerse con los M3A1, que llevan una Browling cal 0.5, da la orden de “esconderse” tras la casa consistorial, del resto de la unidad que no ha salido despavorida (novatillos…).



Desde la retaguardia alemana, el mortero le ha tomado la medida a los australianos y consigue diezmarlos con el fuego graneado. Los que quedan, deben guarecerse en unas piedras cercanas a la carretera. Aun así, consiguen que la infantería alemana que está en el edificio frente a la casa consistorial, no levante la cabeza y no se muevan de allí (esos son mis muchachos, si!!)








Al final de la partida, por tiempo no se pudo terminar, pero se puede resumir de la siguiente forma: mientras los alemanes se apretujan tras muros y camiones mientras reciben la del pulpo, los australianos poco pueden hacer quedando media escuadra, por lo que sólo optarán en contenerlos hasta la llegada de los refuerzos (si llegan), ya que tienen al Grand inmovilizado por un tiro certero del Pak-36 contra la oruga (disparó poco, pero lo que hizo… lo hizo bien).

Esto pasaba en el flanco izquierdo anglo-americano. Por el flanco derecho, los novatos americanos se dividen en dos grupos, sin bajas físicas, pero totalmente desmoralizados (si se pudiese decir, yo diría que “acojonados”), no atreviéndose a salir, ya que se les venía encima el Tiger I a toda velocidad, disparando con todas sus ametralladores contra ellos. El único que tiene valor para entrentarse al Tigre, es el Sherman II, pero que ese duelo, a menos que saque una muy buena tirada a quemarropa o pille en un descuido por el lateral al tanque alemán, dudo que pudiese hacer alguna cosa.
Resultado final: Americanos corriendo dirección a casa, australianos prisioneros, por quedarse aguantando el chaparrón (son veteranos y australianos, que le vamos a hacer) un Grand inmovilizado y, muy posiblemente, un Sherman americano destruido.

Está claro que la inexperiencia americana al momento de colocar los vehículos blindados le ha dado la partida a los alemanes.

Enhorabuena, Alemanes.!!!

Saludos.
Burt.

(Nota: Se han añadido 6 fotos nuevas, que en último momento han llegado a mis manos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...