martes, 12 de junio de 2018

[Fantasy] De nuevo testeando DBMF


Juego: DBMF
Temática: Fantasy
Escala: 28mm
Fecha: 08/09/2016
Lugar: El Local
Jugadores:
Ejército Altos Elfos: Burt Minorrot
Ejército Goblins: Strategus Maximus


Hace ya unos años, decidimos testear una variación del reglamento DBMM que cayó en nuestras manos: el DBMF.

Ya he comentado en alguna ocasión algún informe de batalla de este reglamento , y esta vez volvimos a testearlo, esta vez con mis Altos Elfos, a ver como funcionan, antes de pintar y emplaquetar.

Una pequeña batalla a 100 puntos y un único general. La variante de DBMM 100 es para partidas rápidas y, incluso en Fantasy,  funciona muy bien.

La mesa, de 120x120cm, fue fácil de rellenar, ya que se utilizaron las propias reglas del manual, para la colocación de la escenografía.

Y un ejército frente al otro. Goblins atacantes, Altos Elfos defensores.
Los Altos Elfos los desplegué de una forma bastante tradicional, por tipo de unidades.
En mi lado izquierdo un mago flanqueado por espaderos elfos.
En el centro, los arqueros y los lanceros, apoyados por mi general.

En mi lado derecho, algo más retrasado, mi unidad de carro de combate, preparado para moveerse hacia donde hiciese falta, aun a pesar de poder dejar una brecha entre el centro y el lado derecho. Y más al extremo, mis psilois.
Los Goblins hicieron también un despliegue muy tradicional.
Como son más unidades que los elfos, una primera línea con desechables, arqueros, mago y psilois.

Una segunda fila con las tropas más fuerte, con los lanceros, más arqueros, su general y los Trolls.


En los primeros compases, mis elfos intentan convertir el centro de la batalla, en un férreo muro de combate, por lo que maniobran, muy lentamente, hacia el centro.
Ante esta maniobra, una unidad de psilois goblins, intentan desbaratar la maniobra.
Los Goblins no se mueven en exceso, ya que los dados no son muy propicios y que todavía no tienen claro lo que harán los Elfos.
Estos avanzan sus filas de combate, con la esperanza que la primera fila deje atrás a los trolls.
Y los psilois siguen amenazando por nuestro flanco izquierdo.
El centro de la batalla se convierte en un ir y venir de bolas de fuego entre los magos.
Y poco a poco, a los goblins, los proyectiles mágicos van haciendo meya en ellos, por lo que lanzan, poco a poco, a los trolls para minimizar esta táctica élfica.
Los psilois siguen sin tener claro el plantar cara a los elfos, p
or lo que envían a un troll para ayudarles por el flanco, pero el carro de combate élfico, decide plantar cara a estas dos unidades.
Mientras que otras unidades van afianzando el centro de la batalla, una unidad de psilois van tras el carro de combate, para apoyar su avance.
El combate en el centro del campo de batalla es casi inminente.
Los Goblins deciden avanzar en pos de los elfos, algo mermados por los proyectiles mágicos de su mago.

Por el flanco izquierdo, los psilois goblins dejan paso al troll, para que se encargue del carro de combate.
El general goblin, después de mermar a los elfos, decide lanzar a los trolls para ver si pueden rematar la jugada.
Mientras, por el centro de batalla, los elfos van eliminando obstáculos, empezando por los trolls que les han lanzado.
Y terminando por entablar combate con el ejército central goblin.
Como el flanco derecho lo había depreciado por completo, los goblins lo utilizan para flanquearme con unidades de arqueros.
Nuestro flanco izquierdo es un desastre (es lo que tiene combatir con unidades que no conozco todavía y pensaba que podían resistir algo más). Por lo que sólo una unidad de psilois y el mago son los que protegen este lado del campo de batalla.
Llegados a este punto, mi cementerio es este.
A punto de quedar desmoralizado

Aunque los goblins no están mucho mejor. Este es su cementerio.
Seguimos con el combate, y mis unidades centrales aguantan el constante ataque goblin.
De momento, aunque perdido, el flanco izquierdo es contenido por el mago.
Aunque el troll se ha escapado y se propone hacer un flanqueo por retaguardia.
Y el otro troll hace lo mismo con el centro del campo de batalla.
Y los arqueros pronto desaparecen.
Pero más unidades goblins también hacen lo propio.
El mago contiene a las tropas que le llegan por el flanco izquierdo, pero no creo que dure en exceso.

El final de la partida fue un poco inesperado, mientras que los Altos elfos le faltaba un único punto para caer desmoralizados, tuve muy buenas tiradas de dados que descompenso al general de los Goblins. Y al final, por un único punto, los goblins quedaron desmoralizados, y ya nos dio más tiempo de terminarla.

La valoración de aquel momento, y que posteriormente nos ha demostrado ser así, es que es un juego muy jugable y que te permite hacer las estrategias y tácticas características de este reglamento.

Y una tarde en buena compañía y gran dosis de diversión.

Burt Minorrot.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...