lunes, 9 de mayo de 2016

Riga, verano de 1941

Juego: Blitzkrieg Commander
Temática: 2GM
Escala: 15mm
Fecha: 07/05/2016
Jugadores:
Ejército Alemán: Varios
Ejército URSS: Varios
Árbitro: Strategus Máximus
Lugar: Coll Wargames


Esta partida ha sido diseñada y preparada por Strategus Optimus, de VIIII Legión, para la quedada de jugadores de Wargames de 2GM, que se ha celebrado el pasado 7 de mayo en el Club Coll Wargames.

La partida se inicia con el avance de los alemanes sobre Riga y la defensa de las fuerzas soviéticas en la entrada de la ciudad, mucho tanque ligero y unos pocos KV-1, lentos pero con cañón naval de 155mm.

Los alemanes deben sobrepasar las líneas enemigas y hacer que retrocedan, para asentar la entrada del resto del contingente germano.

Pero a inicio del turno 4º, una avanzadilla de 5 T-34 aparecerán desde la retaguardia soviética.  Algo que los alemanes desconocen y que los cañones de sus tanques y antitanques, no son del todo eficaces.


Un poco de historia
La aparición del T-34 en el verano de 1941 fue un golpe psicológico para los soldados alemanes, que estaban preparados para enfrentarse a un enemigo soviético inferior: esto lo muestra el diario de Alfred Jodl, que parece haber sido tomado por sorpresa por la aparición del T-34 en Riga.


Para los alemanes, confiados en su técnica en carros de combate, fue una dura sorpresa encontrar a un rival tan duro e inesperado en un ejército que consideraban anticuado e ineficaz a raíz de su penosa actuación en la breve guerra que sostuvo la URSS contra Finlandia en 1939-1940.
Partida

Partida abierta en la que tuvo cabida todo el que quiso pasarlo bien o conocer, en la que inicialmente los jugadores se encontraron desplegadas las fuerzas de los dos bandos. 
Los alemanes, además de sus fuerzas terrestres de ataque, contaban con artillería fuera del campo de batalla, que en el juego debe ponerse en una esquina del tablero, por si el contrincante tiene la posibilidad de hacer “fuego contra batería”.
Para poder dirigir a esta batería, los alemanes llevamos (yo estaba en el equipo alemán, llevando sólo esta unidad) un avión de observación.
Y nada más empezar la partida, la secuencia de juego es disparo de artillería. Esta dispara contra la unidad de blindado ligeros, que estaban en el flanco derecho soviético, por si tenían que maniobrar con velocidad. 
Los alemanes, además, tienen la aviación que, intentando evitar al máximo todas las armas antiaéreas, atacan a los tanques pesados que están situados estratégicamente en el flanco izquierdo soviético. En este juego la aviación es realmente un simple marcador, por lo que representar el ataque aéreo, que puede ser realizado por una escuadrilla de Stukas, lo representamos con un avión, porque queda mucho mejor en la partida.
En este inicio de partida, en la que los ataques aéreos y artillería es lo primero, la aviación alemana falla estrepitosamente su ataque, quedándose muy corto en su bombardeo contra los blindados.


Pero la artillería no falla, dejando varios de los ligeros desmoralizados (pinned) y destruyendo un par de ellos.
Esto le deja vía libre a las unidades ligeras alemanas, que ven una muy buena oportunidad para avanzar hacia los temerosos rusos.
Conocedores de que el flanco izquierdo alemán está protegido por la artillería y por las unidades ligeras, la infantería germana avanza hacia Riga sin temor alguno por la carretera.
Y el mando, que va escoltada por una unidad de infantería, una vez a avanzado todas sus unidades, se disponen a seguir a sus tropas, para poder dar bien las ordenes.
Los soviéticos responden a los alemanes. Su flanco derecho intenta frenar el avance de los ligeros germanos.
Pero sin mucho éxito.
La infantería soviética, que está defendiendo el pueblo, poco pueden hacer, ya que los tanques germanos de su flanco izquierdo, les han pegado lo suficiente como para que unidades no quieran avanzar (pinned).
Las ametralladoras antiaéreas se preparan para el siguiente ataque aéreo.
Llegado al final de este primer turno, la expectación alrededor de esta mesa, es patente.
Al inicio del segundo turno, más de lo mismo con la aviación. Estos atacan a los pesados soviéticos, pero destrozan con sus bombas el bosque cercano.
La artillería, que intenta eliminar la muralla de pesados del flanco derecho germano, falla en el disparo, acabando de destruir los pocos árboles que quedan del bosquecillo.


Pero no por ello las unidades blindadas de Panzer III y Panzer IV dejan de avanzar hacia enfrentarse a los mastodontes rusos.
El segundo turno pasa con más penas que glorias, ya que el resto de mandos de los dos bandos, no están mucho por la labor.


La infantería avanza por medio de los campos, para que les de un poco de cobertura a la observación, pero los soviéticos consiguen frenar ese avance con sus antitanques.
 
Y las unidades ligeras rusas, ante el avance germano, se acobardan y retroceden un poco, incluso algunas prefieren refugiarse dentro de la ciudad (fuera del tablero de juego).
 
En el cuarto turno, los alemanes siguen avanzando, pero en vista que las unidades ligeras soviéticas se han acobardado, dos Panzer II se enfrentan a todos ellos.
Mientras que el resto de unidades ligeras son usadas para apoyar el avance de la infantería.
En vista que los pesados del flanco derecho, la infantería alemana opta por bajarse de los blindados y avanzar a pie, que serán menos vulnerables. 
Los tanques medios alemanes se enfrentan totalmente a los pesados soviéticos.
Mientras que el observador de artillería se coloca algo mejor, a cientos de metros por encima de sus cabezas, para poder dirigir mucho mejor el disparo de la artillería.
Pero el ataque de los tanques no consigue ni tan siquiera amedrentar a los pesados rusos.
Peeero… tiene que ser la unidad de recon, un simple Kfz 222 el que esté a punto de eliminar uno de los KV-1 soviéticos y dejarlos temerosos por el ataque por sorpresa que les ha venido desde atrás.
 Mientras, el mando de la infantería soviética, solo acierta a que las tropas respondan con fuego defensivo, pero que por poco les cuesta perder alguna unidad.
Los Blindados ligeros siguen indecisos entre retirarse y avanzar.
Y la infantería germana, apoyados por los blindados ligeros, tienen claro que deben asaltar las primeras casas de Riga.
 
Los alemanes empiezan a tener muy claro quién va a ganar la partida.
La aviación germana se prepara para machacar a los pesados, que son los huesos duros de roer.
 
Pero algo que ya ni nos acordábamos, aparecen los nuevos T-34/75, que avanzan para apoyar a su infantería y para frenar el avance de la infantería germana y eliminar los ligeros de su flanco derecho.
En el turno 5, ya casi a la hora ce terminar la quedada, los Stukas hacen lo mismo que han estado haciendo toda la partida, desforestando el bosquecito que hay tras los tanques pesados.
Al final los tanques medios alemanes consiguen posicionarse a “quemarropa” de los pesados, para poder hacerles daño.
 
En contra, los soviéticos, en vista que van a perder todos los pesados, inician un avance, pero el miedo de los tanquistas hace que el T-28 avance hacia los P-IV absolutamente sólo
Al verse apoyados por los T-34, lo ligeros soviéticos deciden avanzar para enfrentarse a los 2 Panzer II que tienen delante.
Y ya poco más pudimos hace en la partida.

A parte de las muchas risas, por las situaciones absurdas que conllevan los fallos en las tiradas de iniciativa de los mandos y la insistencia de la aviación y artillería germana por destruir el bosquecillo, en vez de los tanques pesados soviéticos, el disfrute de poder jugar con buen ambiente y con muy sana camaradería por ambos bandos, con gente conocida y nuevos conocidos, es lo que realmente me ratifica de seguir haciendo quedadas de este tipo, sea de la temática que sea.

Saludos.
Burt.

Información histórica:

2 comentarios:

  1. Gran report!!! :D

    (Por cierto, Strategus Optimus :O Suena a Transformers jajajajajajajajaja)

    Salut!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es por el optimismo que desbordas en las partidas, jajajajajaja

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...