domingo, 15 de noviembre de 2015

¡Hay que aplastar a la Rebelión!



Juego: Star Wars Armanda
Temática: Ci-Fi Star Wars
Escala: ---
Fecha: 14/11/15
Jugadores:
Imperio: Burt
Rebeldes: Manuel
Arbitro: Strategus Maximus
Lugar: Infernal Forge

Este sábado me invitaron a jugar de nuevo a Star Wars Armada y no pude decir que no.



Es un juego sencillo, ya que realmente son pocas reglas y, sólo con las básicas, puedes jugar sin complicarte mucho la existencia. Pero la partida era para presentárselo a Manuel (Crying Grumpies) y para que a mí me sirviese de recordatorio.

La verdad, esta partida lo importante no era quien ganase, sino tomar contacto nuevamente con el juego, Aunque Papá Vader, le hizo “tras-tras” al culete de Hijo Luke, por maluso.

Antes que nada pedir perdón por la calidad de las fotos, pero al final olvidé la cámara de fotos, por lo que tuve que hacerlo con la cámara del móvil. Una cámara que está muy bien para hacer instantáneas del día a día, pero no muy acertada para partidas ni para miniaturas. Por mucho que nos vendan que las cámaras de los Smartphone sean la crema en verso.

El despliegue de los dos bandos fue al más puro estilo peliculero. Los imperiales con sus tres Clase Victoria en lanza,


 
 



con Darth Vader escoltando a un Gladiator para avanzar por el flanco derecho, y un par de escuadras más de Tie’s,


 



y el grueso de cazas imperiales por  el flanco izquierdo, para frenar a los cruceros Rebeldes y evitar cualquier sorpresa desagradable.

Mientras que la Rebelión despliega sus fuerzas de forma repartida, conocedores de que sus navíos son más maniobrables que los del Imperio, para poder cerrar cualquier brecha en cualquier momento.





Y en el centro, su buque insignia, previendo el despliegue Imperial, y poder romper su formación.





Eso sí, muy típico de los Rebeldes, sus cazas desplegados en medio de son naves capitanas, para evitar ataques incordiarte de los Tie’s. Y los bombarderos, mezclados entre estos, para asaltar a las naves capitanas enemigas al menor descuido.





En vista del despliegue Rebelde, el comandante de las fuerzas Imperiales, ordena a las tres naves victoria a separarse y avanzar sobre el flanco derecho, despreciando el centro y flanco izquierdo enemigo: ellos son los que tienen que venir.





Por cierto, en un pequeño alarde de estrategia, la nace comandante es la Clase Victoria I, que se encuentra a la derecha. Al final de la partida, cuando la coalición Rebelde destruye las otras dos naves Victoria, pensaba que había destruido mi nave comandante, pero ha llegado hasta el final sin un sólo rasguño y fresca para el envite final.

Por su parte los Rebeldes han avanzado todo frontalmente, en formación de cuña, aunque el centro ha empezado a girar hacia nuestro flanco izquierdo.





Ya que el grueso de cazas imperiales los he lanzado por  el flanco izquierdo, para frenar a los cruceros Rebeldes y evitar cualquier sorpresa desagradable.

Mientras, por el centro, los cazas Rebeldes apoyaban el avance de los cruceros, para entablar contacto con los pocos cazas que estaban en ese área.





Pero la disciplina Imperial prevalece y los cazas y bombarderos se lanzan sobre los cruceros, como un enjambre en pos de su presa.





Ante un ataque tan persistente, los rebeldes deben redireccionar sus cazas para contrarrestar este ataque.





Mientras, en el centro, nuestro primer Clase Victoria toma contacto con su flanco izquierdo con un crucero, que por cierto tiene muy buena suerte, y destroza todos los deflectores de ese flanco de la nave.





Y la nave comandante rebelde se acerca para terminar de rematar la operación.





Pero no sólo nuestra clase victoria contrarresta el ataque destructivo, sino que la nave comandante Rebelde termina en una muy mala posición, justo en medio de los dos destructores Imperiales.





Aunque al final, este combate queda bastante mal para ambas partes, ya que los tres destructores, van cayendo poco a poco, el de la izquierda bajo el fuego del persistente crucero, y el de la derecha por el choque entre la nave comandante Rebelde, que también es destruida en la maniobra. Aunque en un principio pierde la nave Comandante, los Rebeldes piensan que los imperiales también ha perdido du nave Comandante, pero esta es la que queda todavía intacta.

Mientras el Gladiator ha conseguido flanquear a las fragatas Rebeldes, apoyada por Darth Vader y su escolta.





Una vez eliminadas casi de una pasada las dos fragatas, Luke Skaywalker acude “a la llamada de Papá”, entablándose una feroz batalla.





Pero es lo que tienen los padres, le pega un toque de atención, le hace tras-tras al culete y “pa casa castigado”.





Una vez el grueso de la batalla ha quedado un tanto en tablas, aunque con más tonelaje perdido por los Rebeldes, el flanco izquierdo y el centro ha quedado lleno de escombro espacial (mucha chatarra de naves destruidas), por lo que en lo que queda son los movimientos estratégicos, para reposicionar las naves de ambos bandos, todo en el flanco derecho.





Mientras mis cazas van tocando las narices a los cruceros rebeldes, Mi Clase Victoria I y mi Clase Gladiator van realizando movimientos para acercarse a los rebeldes. Por cierto, mientras que los tres cruceros Rebeldes están bastante tocados, mis naves Imperiales están totalmente intactas.





En el flanco izquierdo, mis cazas deciden abandonar la zona y lanzarse a apoyar la nueva táctica del flanco derecho, pero una escuadra tiene los suficientes bemoles para enfrentarse a los muy superiores X-Wing Rebeldes. Realmente no es otro motivo de no obedecer la orden de reagruparse, es porque llevan rato en un combate con los rebeldes.





Al final, se acabaron los 6 turnos y la batalla fue ganada por las fuerzas Imperiales, por mucho tonelaje eliminado, ya que las naves Rebeldes que quedaban en combate eran las más livianas de su contingente, aunque bastante tocadas todas ellas.




Unas buenas risas y una muy buena partida, con Manuel, el redactor de la web http://cryinggrumpies.com/ que nos conocemos de hace tiempo, pero no habíamos coincidido, todavía, en una partida.

Lo dicho, más que el ganar el objetivo era conocer mejor el juego, ver las posibilidades que se pueden tener y, sobre todo, pasárnoslo bien.

Y el objetivo ha sido conseguido ampliamente.

Saludos.
Burt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...