lunes, 21 de abril de 2014

Partida de Pocket War en 18/01/14



Juego: Pocket War
Temática: Napoleónica
Escala: 15mm.
Fecha: 18/01/14
Jugadores: Socios Club Rubicon y Burt
Arbitro: Sergi
Lugar: Club Rubicon

El pasado mes de enero, Sergi Rico fue a enseñar su nievo juego Pocket War a los socios del Club Rubicon, y yo me preste voluntario para echarle una mano.

Lo primero que hicimos fue confeccionar un escenario lógico para este juego, de escaramuzas a nivel escuadra a pelotón. Para ello montemos un pueblo de la península en la que los franceses, con ayuda de milicia local, se enfrentan a una escuadra  de británicos, durante la guerra de independencia española.



Esta partida se ideo para que todos, tanto la gente del club Rubicon como yo mismo, aprendiésemos como se juega a Pocket War.



Después de las indicaciones iniciales, muy sencillas, nos metimos de lleno en una partida, y así se podía ver como iba el funcionamiento del juego.

La misión consistía en que los británicos debían tomar un pequeño pueblo, mientras que la milicia local, pro-franceses, con un pequeño destacamento de gabachos, se disponían a defender el pueblo de los invasores rojos.



Los británicos se obsesionaron por conquistar el cementerio del pueblo, pero la gente del pueblo, muy religiosos ellos, no dejarían que los diablos rojos profanasen a sus difuntos familiares.



Mientras las tropas francesas del pueblo, intentan hacer una evolvente a los británicos.



Pero cuando todo parecía ir de cara a los franceses, los británicos sacaron pecho y empezaron a desmontar las estrategias francesas.



La milicia local, consigue que los británicos no tomen, de momento, el cementerio, pero ante las cargas inglesas, estos huyen varias veces de sus puestos de combate, quedando su unidad constantemente disgregada por las afueras del pueblo. 



Aunque a los franceses no les va en ese momento del todo bien, y eso que pintaba una victoria aplastante, un valiente soldado francés consigue tener en jaque, con su fusil, a toda la plana mayor británica.



Las unidades francesas del pueblo, ante la buena posición tomada por los británicos cerca de la iglesia, lo pasan realmente mal.



Al final, la unidad que tenía que hacer la evolvente a los británicos, deben entrar en ataque frontal, ante la posición de estos últimos al lado de la iglesia.



En ese momento parece que la partida se ganará en uno o dos turnos por los franceses, que tienen entre las tropas y la milicia, acorralado a los británicos.



Pero al final llegan los británicos al cuerpo a cuerpo en el bien defendido cementerio, ganando la posición.

 

Mientras, el cuartel general francés intenta reagrupar a las tropas ahora algo dispersas.



El cura del pueblo, no ceja en el intento de expulsar a esos diablos rojos de los británicos.



Aunque los británicos son menos tropas en estos momentos que los franceses, estos están algo disgregados y por ello con la moral por los suelos, por lo que el pueblo peligra en desaparecer de su dominio.



Al final los franceses consiguen reorganizarse y plantar cara a los parapetados británicos.



En resumen, la partida sufrió tres fases importantes e interesantes de comentar, ya que el juego no apoya al bando que va ganando, sino que hasta el último momento, ambos bandos tienen siempre las mismas posibilidades.

Al principio de la partida los franceses, aun teniendo los mismos puntos que los británicos, crean dos frentes y ponen en jaque a las tropas británicas.

A mitad de la partida, después de darse cuenta de la absurda fijación por el cementerio, se reorganizan y combaten los dos flancos desde un mismo punto, lo que hace que sean más potentes que su contrincante. En este punto la milicia pierde el cementerio y huye despavorida fuera del pueblo (menos el curita, que defiende su iglesia hasta el último aliento de los herejes).  Los franceses no pueden romper este frente británico y rompen coherencia de grupo y se desmoralizan.

Al final, cuando está muy clara la victoria británica, los franceses se reponen en último momento, regresan al pueblo y consiguen finalmente eliminar y expulsar a los ingleses de la población.

Un juego rápido, fácil y que sin saber mucho las reglas (que son 3 ó 4 las únicas que hay y acabas aprendiéndolas en media hora), en dos horas ya está terminada la partida.

Saludos.
Burt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...