lunes, 14 de octubre de 2013

Partida de Shakó II - El pequeño valle libre



Juego: Shakó II
Temática: Napoleónico
Escala: 15mm.
Fecha: 20/12/11
Jugadores:
Coalición: Hino, Burt y Dae.
Franceses: Strategus y Fasbender.

Otra de las partidas antiguas que todavía no había colgado en el blog. En este caso es otra partida no de escenario, sino aleatoria.

El campo de batalla de planteó con un pequeño valle en uno de los lados, fuera de la carretera principal, una pequeña población de un sector y otra, algo más grande de dos sectores.



Además de los elementos escénicos habituales, se incluyó otros naturales, como piedras, cogidas de una obra de la calle y musgo noruego, puesto de forma aleatoria y sin estas fijada a peana alguna.



La disposición de las fuerzas fue la siguiente: Un cuerpo de ejército francés con 2 divisiones de infantería, un regimiento de caballería y un pequeño regimiento de infantería ligera.



Y en el otro lado del campo de batalla, un cuerpo de ejército de la coalición de británicos y prusianos, compuesto por 2 divisiones de infantería, una de ellas mixta, y 1 regimiento de infantería (españoles).



El avance no se hace esperar y la impulsividad Española es la que marca el inicio de la contienda.



El avance del resto del ejército de coalición es masivo.



Pero la artillería Francesa empieza a hacer su trabajo.



Mientras la coalición avanza, los franceses aguantan el tipo y esperan a ver cuál es la táctica del enemigo.

 

Y el flanco derecho de la coalición, la caballería, inicia el ataque envolvente hacia la infantería que tienen frente a ellos.



En cuanto los franceses tienen claras las intenciones del enemigo, empiezan a avanzar masivamente, empezando por el pequeño valle.



El centro avanza de forma rápida y se recoloca estratégicamente.



Mientras en el valle el regimiento con los españoles, empiezan a reorganizar sus filas, esperando la llegada de los franceses,



por el flanco derecho francés el avance se castigado por la artillería prusiana. 



Mientras, en la retaguardia francesa, la brigada de caballería espera ordenes para reforzar alguna de las divisiones, o abrir alguna brecha de algún punto débil que puedan observar del enemigo.



Y en cuanto ven que la caballería prusiana puede hundir su flanco derecho, lanzan al combate a la caballería de reserva.



Llegado a este punto, el combate parece algo caótico, ya que las maniobras de ambos bandos ha creado dos frentes diferenciados, el flanco derecho y el izquierdo, mientras que el centro simplemente se trata de una tierra de nadie, útil para hacer las maniobras de acercamiento a los dos flancos.



En el flanco derecho de la coalición, en el pequeño valle, empiezan los primeros combates directos de las tropas.



Por el flanco izquierdo de la coalición, el avance es sistemático y sin demasiados problemas, de momento.



Pero en este flanco, la caballería gala está haciendo su trabajo e iniciando un envolvente con muy malas intenciones.



Los franceses empiezan a rehacer sus posiciones y, en vista que el centro de la batalla está siendo desvalorizada, inicia una marcha de flanco hacia la posición del flanco izquierdo de la coalición.



Por este flanco, el lado más izquierdo, los combates de caballería, en especial la francesa contra la infantería, que han realizado una marcha a galope para envolverles, está empezando a llegar al máximo clímax.



Y aunque parezca mentira, la pequeña brigada donde están los españoles, aunque de forma lenta, avanzan sin ningún contratiempo por el pequeño valle.



Este avance de la coalición por el pequeño valle, que vencen sin complicaciones lo poco que se les enfrenta, es observada por el mando francés y envían nuevas órdenes al respecto.



Pero de momento, la coalición ha llegado a la carretera principal e inicia una marcha de flanqueo hacia el centro de las tropas francesas.



Al final la batalla se decidió en el flanco derecho de la coalición, donde los franceses dieron un varapalo a la coalición, dando realmente en ese punto la victoria a los franceses.

Si los generales de la coalición hubiesen aguantado un poco más la carga de caballería, por ejemplo haciendo cuadros (una infantería muy valiente enfrentándose a la caballería en formación de línea, francamente, pero muy inútil), la brigada del flanco derecho hubiese hecho presión en el centro y algunas tropas habrían tenido que abandonar ese flanco y reforzar la retaguardia atacada por los españoles.

Pero todo esto son conjeturas, ya que el triunfo francés fue muy merecido, ante la estrategia no agresiva y poco reflexiva que tuvimos los miembros de la coalición.

Saludos.
Burt Minorrot

Nota. Algunas de las fotografías, han sido cedidas por Sergi Rico.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...