domingo, 31 de julio de 2016

El avance soviético

Juego: IABSM!
Temática: 2GM
Escala: 15mm
Fecha: 13/10/12
Jugadores:
Ejército Alemán: Jordi y Dae
Ejército Soviético: Strategus y Burt
Lugar: Tirant Lo Dau

Otra partida con un poco de años, que todavía no he subido al blog.


Realmente es una partida Random, por el simple hecho de divertirnos y jugar un poco. El escenario se montó entre todos y, por mediación de tiradas de dados, se determinó que los alemanes debían defender la población bombardeada, mientras  que los soviéticos debían sobrepasarlos y expulsarlos de allí.






 Los alemanes despliegan dentro de las ruinas de la ciudad, unas unidades ya desplegadas y otras con los Blind.

 En especial los blindados, que como querían poderlos mover desde el inicio de la partida, se colocaron a la vista del resto de jugadores.




Mientras que los soviéticos los desplegamos inversamente: casi todos en Blinds, para que el enemigo no supiera que teníamos ni donde.


 Y también una buena cantidad de Katiuskas, desplegados desde el principio, para dar “amor y carño”.

 Nada mas empezar, las unidades alemanas empezaron a repartir plomo a as pocas unidades rusas que veían. Pero en la respuesta, estos también recibieron.

  Las tropas alemanes se recolocaron ante la avalancha soviética que se les venía encima.
En especial en la rivera del rio.
 Aunque la artillería rusa, le castiga las posiciones.

 Los observadores alemanes nos iban descubriendo los Blinds. Realmente nos hicieron un gran favor, ya que después del primer avance, nos dimos cuenta que lo mejor hubiese sido desplegarlos en abierto.

Los morteros soviéticos se posicionaron en una colina (meeec!!! Error!! De esto se aprende y no creo que lo vuelva a repetir) y empezaron a bombardera las posiciones germanas.
El resto de tropas, poco a poco, se fueron desplegando y descubriendo, para avanzar en tropel sobre la ciudad tomada por los alemanes.

Las tropas soviéticas, dispuestas a cruzar el rio en el mejor momento, se ocultan en los bosques de la rivera opuesta. 
Incluso los antitanques se atreven a ponerse abiertamente en la rivera, para intentar “cazar” algo. 
La artillería alemana, antes de que los tanques puedan avanzar lo necesario, empieza a hacer bajas en ellos. 
Pero en cuanto la artillería soviética se prepara ara disparar…


 … el festivas de fuego se convierte en imparable.
 Y en la lejanía se empiezan a ver los primeros humos de las múltiples explosiones.
Porque los katiuska no perdonan.
Arrasando a tropas, tanques y artillería.


 Aunque muchos han tenido mucha suerte.
La respuesta alemana no se hace esperar, haciendo desaparecer a la unidad de morteros que se había ubicado en la colina (lo dicho de estas cosillas uno va aprendiendo lo que no hacer...). 
 Y más de una tropa a pie, también recibe lo suyo.
Al final de la tarde, pero no de la partida, los alemanes todavía estaban en la población, con mucha tropa dañada, y los soviéticos sin poder cruzar el rio, ante una fuerte oposición germana.

Es lo que pasa por no poder dejar la partida a medias en un Centro Cívico, que se debe recoger al terminar el horario del mismo.

Aun así, sin quedar muy claro los ganadores de la partida, las risas no sobraron en ningún momento, en especial cuando los alemanes descubrieron el poder destructor de los Katiuska, que la cara que se les quedo fue todo un poema. Aunque les salió muy barato, ya que les quedaron muchas unidades tocadas, pero pocas eliminadas.

Saludos.
Burt Minorrot.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...