viernes, 21 de agosto de 2015

Italia 1944



Juego: Blitzkrieg Commander
Temática: 2GM
Escala: 15mm
Fecha: 20/08/2015
Jugadores:
Británicos: Edu y Oriol.
Alemanes: Juan, Sergi y Burt
Lugar: Infernal Forge

Una nueva partida de Blitzkrieg. En esta ocasión de toma de contacto de dos jugadores nuevos, Oriol y Juan; nuevos en este juego, se sobre entiende.

Partida preparatoria para una campaña que en breve se iniciara, sobre el frente de Italia.

En esta ocasión se prepara una fuerza de 1000 puntos por lado. Los británicos con dos mandos, los alemanes con tres mandos.

La misión, los alemanes entrar en un pequeño pueblo y defenderlo, los ingleses, tomar el pueblo. Y todo antes de 8 turnos.

Según el tipo de batalla seleccionado, indica que hasta 500 puntos de los defensores estarán asentados en el objetivo. Como no se han añadido puntos de más a los británicos, se determina que como mucho, un pelotón de infantería alemana podrá estar dentro de las casas. Para la próxima vez el atacante deberá añadir 500 puntos adicionales, tal como indica este tipo de batalla. Y empezaremos, a partir de la siguiente partida, a usar no sólo las reglas básicas, sino también las avanzadas. Si ya es un juego bastante completito con el reglamento básico, con el avanzado puede ser más divertido.


Se decide hacer un tablero de juego con una cantidad media de escenografía, para que se pueda ver como funciona el reglamento, en especial con los disparos de todo tipo. Hay que tener en cuenta que para poder jugar a segunda Guerra mundial, el terreno de juego tiene que estar obscenamente lleno de escenografía. Las tropas no avanzaban ni avanzan por terreno descubierto; no suelen querer morir, un vicio como cualquier otro. E Italia, entre colinas lisas o escalonadas, arboledas, caminos flanqueados por muros, casetas de pastores, pueblos densamente abarrotados de casas y todo otro tipo de elementos en los que un soldado puede utilizar de parapeto, había así como muy mucho (como dicen los ingleses).

Debido a que no teníamos edificios de 15mm suficientes para representar el pueblo, se utilizan los marcadores de Flames, para representar casas en ruinas. Evidentemente los aliados han lanzado una ofensiva de artillería antes de pensar acercarse a una posición alemana.

Los Alemanes despliegan un pelotón de infantería dentro de las casas, mientras que su artillería, tanto la antitanque como contra infantería, se despliegan algo retrasados, para poder tener un mejor ángulo ante el avance británico (y básicamente, porque sólo se puede desplegar el resto de tropas a 30cm del borde del tablero del área alemán). Eso si, la artillería y la ametralladora de reserva, metidos en Gun pits, a la espera de que se acerquen los Tommies.


 


Los británicos despliegan concentrados en el centro izquierdo (visto desde el alemán, claro está), despreciando totalmente el flanco derecho, que es donde teníamos puestos nuestros tanques.



Nada más comenzar, los alemanes sólo se ponen a esperar, ya que poco pueden hacer (realmente es que las tiradas de mando, las fallamos prácticamente los tres jejejejeje).

Pero los británicos, empezaron con su bombardeo sistemático desde fuera del tablero. Algo muy típico de los UK y USA. Bombardeo de aviación y bombardeo de los 25Lb. El Pak 40 empezó a sufrir lo suyo.

 


Y los sherman avanzan por nuestro poco protegido flanco izquierdo.



Mientras que sus tanques de largo alcance, se quedan atrás en reserva, incluido su acorazado Churchill!!, todos en condición de fuego de oportunidad, por si nuestros Panzer asomaban la cabeza por el flanco derecho.



Pero en nuestro turno, sólo el Pak40 hizo un disparo, fallido, pero lo hizo. El resto de comandantes, esperando a ver como reaccionan los británicos (otro turno con tiradas pésimas).



Los Sherman no pierden el tiempo y se colocan en posiciones privilegiadas, ya que no han recibido ni un disparo durante su avance. Esto promete que va a ser corta la partida, si no fallan nada los británicos.



Pero ante el no avance de los Panzer, los cazacarros británicos se relajan y dejan de ponerse en “fuego de oportunidad” (por fin una tirada mala de nuestros contrincantes!!). Parece que al final no va a ser tan corta la partida.



Y ahora es cuando los Panzer deciden avanzar sin miedo y por medio de los bosques del flanco derecho, y en un turno consiguen plantarse a la altura de los cazacarros británicos (a esto se le llama una sucesión de buenísimas tiradas para las órdenes del comandante en jefe del ejército alemán).



Pero la suerte alemana no acompaña… en parte. Mientras que el comandante al mando de las tropas de defensa del pueblo saca dos pifias seguidas en dos turnos consecutivos, el daño de esas pifias, afortunadamente, es poco considerada; y todas las recibe el castigadísimo Pak 40.



Una medalla debería recibir la dotación de este Pak, ya que además de las pifias de mando recibidas, sufrió lo indecible con el bombardeo aéreo y el de los 25Lb.



Pero resistieron todo estoicamente y casi sin despeinarse.

Mientras, la infantería británica, obsesionados por cruzar por el campo de árboles frutales, siguen despacio su avance.



Pero al final, nuestros Panzer se colocan de forma estratégica para hacer daño. Mientras un Panzer de posiciona más al centro del campo de batalla, tras una pequeña loma y a cubierto del Firefly, intenta castigar a la infantería que está pasando “tranquilamente” por el campo de árboles frutales. Los otros dos, deciden asomar desde el bosque más alejado de nuestras posiciones, para castigar a los cazacarros británicos.



Los Sherman británicos consiguen la primera sangre, ya que eliminan uno de los cañones howitzer de 15mm, el que estaba castigando a la infantería del campo de árboles.



Terminado el turno cuatro, a mitad de la partida, los alemanes todavía tienen el pueblo en su poder, y los británicos no se han acercado con peligro, pero están a punto.



El Pak40 sigue resistiendo, y cada vez mejor, los envites de la artillería británica.



Por lo que éste empieza a castigar a los Sherman a base de bien.



Mientras, la infantería alemana, desde las ventanas de la casa, empieza a castigar a los ya a tiro soldados de infantería británica.




Entre estos, la ametralladora cercana al Pak40 y el Panzer, dan buena cuenta del pelotón británico.

 


Al final uno de los Sherman termina por dejar de existir. Y ahora ya van 1 a 1, en el número de bajas.

 


Y los otros Panzer, viendo que el Firefly y el Archer se han movido, dan buena cuenta a este último.



Pero el Firefly, hace lo propio con los Panzer, ya a tiro.



Después de recibir muchos disparos y estar a punto de volar por los aires, el Churchill prefiere ponerse a cubierto, detrás del murete y del Sherman destruido, que el humo también perjudica a que el Pak40 no vez bien el blanco.



Ya empezado el turno seis, y a dos turnos de finalizar la partida, se puede ver que los británicos tienen la de perder y no conseguirán el objetivo, aunque si podríamos seguir combatiendo, para ver como va muriendo las tropas de ambos lados, pero ya no tiene ningún aliciente.



Al final, desde que llegamos hasta que empezamos a recoger, han pasado tres horitas de risas y diversión.

Saludos.
Burt.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...