jueves, 25 de abril de 2013

Partida IABSM de 2ª GM



Juego: I Ain’t Been Shot, Mum!.
Temática: 2ª Guerra Mundial.
Escala: 15mm.
Fecha: 13/04/13
Lugar: Tirant Lo Dau
Jugadores:
Bando Alemán: Sergi y Jordi.
Bando Combinado URSS y USA:  Andy, Salva y Antonio.


En esta ocasión la batalla consistía en incordiar a los alemanes durante su retirada de Rusia, en el 45. Pero estos se habían hecho fuertes en una pequeña población, por lo que los rusos debía expulsarlos y que siguieren su avance hacia Berlín.

En teoría no debería haber demasiado problema, pero más por un tema de todavía no dominar las normas del juego y que los alemanes nos llevaban muchas partidas con este juego ya realizadas, empezaron con casi todo desplegado y a la vista, por lo que el bando ruso no entendimos el porque lo hacían, por lo que nosotros pusimos todo desplegado en blinds. Después nos dimos cuenta que la carta de blinds, única, es muy difícil que salga en este juego y que salga cuando realmente se necesita. Lo primero que no deberíamos haber “ocultado” eran TODOS los mandos de las unidades, los Man, para poder activar en cualquier momento a las unidades que nos interesase más, ya que estuvimos muchos turnos sin poder mover absolutamente nada, ya que nos salía la carta de “Tea Break” antes que nuestras pocas cartas.

Eso sí, en cuanto tuvimos la oportunidad, nuestras unidades avanzaron todo lo que pudieron, aunque las unidades de Andy, los norteamericanos, “curiosamente” se iban quedando detrás de las unidades soviéticas.
Un buen ejemplo de unidad desplegada visible: un SkFz 222 oculto tras una casa en ruinas, protegiendo uno de los pocos pasos que teníamos los alemanes de cruzar el rio, el vado del sur, esperando el momento para moverse o desembarcar sus tropas. Su carta estaba dispuesta para aparecer en cualquier momento.

Los alemanes optaron por dejar  visibles todas las unidades que protegían los 3 puentes y el vado, para poder usarlos rápidamente en el momento que surgiese su carta.

El puente central, el puente viejo, estaba protegido por “algo” que se movía constantemente entre el puente del norte y este.

Mientras que en el otro puente central, el puente nuevo, estaba protegido un mando adelantado y lo que previsiblemente podrían ser ATG.

Por el otro lado, en el vado del sur, del SkFz 222 alemán, saltó y se  desplegó una unidad de Panzerschreck.

Mientras el vehículo iniciaba un movimiento hacia la otra orilla.

En una de las pocas oportunidades que tuvimos los soviéticos, conseguimos desplegar algunas unidades, como dos pelotones de infantería, que con las posiciones tomadas de los alemanes, si no se cubrían detrás de las ruinas de una casa, le podía caer de todo antes de iniciar su asalto.

Como los ATG USA estaban bien situados, también se desplegaron en la misma ocasión que se tubo, que si no recuerdo mal fue en el 4º ó 5º turno.

De todas formas, lo que teníamos en el otro lado del puente, no traía buen presagio.

Y, una vez empezamos el despliegue, la sombra de la bestia se hizo realidad, en el puente viejo. Un Tiger!!

En vista de esta nueva aparición, los T34 optaron por intentar rodearlo por el puente nuevo.

Pero las cartas nuevamente favorecieron a los alemanes, ya que permitió resituar al Tiger sobre el puente viejo, por lo que “cazó” a los T-34 que intentaban sorprenderlo con una evolvente.



En vista de la imposibilidad de esta maniobra, se opta por intentar cruzar por el Vado Sur, pero los PanzerSchreck  desplegados en el vado, como los que habían escondidos al otro lado del río, dieron muy buena cuenta del resto de unidades T-34.

Las unidades de infantería norteamericanas, que al principio pensábamos eran unos cobardes al quedarse rezagados y dejar que los soviéticos recibieran toda la metralla que se estaba repartiendo, realizaron un hecho heroico inesperado, ya que se lanzaron contra el Tiger, y uno de sus Bazookas se coloco detrás del mismo y consiguió dejarlo fuera de combate.

Por lo que el resto de unidades USA podrían avanzar para cruzar el puente, si la infantería alemana posicionada entre las ruinas de las fábricas dejasen hacerlo.

Pero en vista de las grandes perdidas de unidades perdidas por los soviéticos, estos tuvieron que retirarse a lamer sus heridas, apoyados por los norteamericanos, que se despertaron a último momento.

El campo de batalla quedó al final de esta guisa.
  
  
  

En esta ocasión, los soviéticos recibieron lo que no estuvo escrito, los alemanes no cedieron ni un milímetro de sus posiciones y los americanos no tuvieron apenas bajas.

En esta ocasión he aprendido algo más del juego: no siempre es beneficioso desplegar inicialmente las unidades en Blinds.

Saludos.
Burt.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...